Mi twitter

viernes, 1 de junio de 2012

John Taylor y la recuperación estadounidense

John Taylor (economista famoso por la regla que lleva su nombre) al hablar en su blog sobre la débil recuperación de la economía estadounidense, identifica dos bandos: los que ven la causa de la débil recuperación en la crisis financiera, mientras que el otro punto de vista observa el problema en la política económica, específicamente en las mayores regulaciones y en la incertidumbre de política.

A éste último grupo se adscribe él, y es en dicho tenor que hace mención de un trabajo de historia económica (de Bordo y Haubrich) cuya conclusión se puede sintetizar en que:

Recesiones económicas profundas, siempre han estado seguidas de fuertes recuperaciones; lo mismo aplica para crisis financieras fuertes.

Por tanto, según Taylor, la historia no apoya la hipótesis de aquellos que identifican a la crisis financiera como causante de la débil recuperación de USA; dice que entonces se deben buscar otras explicaciones, con ello implicando que, por "default", su propuesta de incertidumbre de política y excesivas regulaciones causantes del pobre desempeño económico es la explicación correcta.

Pareciera que la historia y la empiria están del lado de Taylor, aunque...

La explicación de porque, históricamente, una fuerte caída ha sido seguida de una recuperación de igual magnitud es algo ausente
en el post de Taylor. Su supuesta justificación histórica no es tal, no es más que el error de inventar un mecanismo aunque nada justifique su existencia. Cabe entonces hacerse dos preguntas:

1.- Que ha impulsado las fuertes recuperaciones económicas? Una fuerza natural, independiente de la situación particular de la economía? Ello implicaría que tal fuerza estuvo presente en USA en 1776, así como está presente hoy y como lo estará en el futuro, independientemente de como sea éste.

2.- Dicha fuerza, es susceptible de verse afectada negativamente por mayores regulaciones impuestas a la economía?

Si no se responden las dos preguntas anteriores (o si se responde desechando la existencia de una fuerza natural), es posible argumentar que los procesos mencionados por Bordo y Haubrich como evidencia histórica han tenido su origen en acciones humanas (política económica expansiva).
Entonces es posible decir que el débil desempeño económico ha sido causado por una respuesta errada, en tanto insuficiente, de política económica (posición contraria a la de Taylor, que implica ver la reacción de política como errada, en tanto excesiva).

Una primer paso en la dirección de ésta explicación alternativa es estudiar el monto deuda pública-PIB durante la reciente crisis y compararlo con el mismo monto en otros momentos históricos.
Estudiar los componentes autónomos de la demanda es también otro paso muy importante.

Asimismo, ante el justificante teórico friedmaniano de Taylor (en otra entrada de su blog), y ante la pregunta final del paper de Bordo y Haubrich de si se necesita más "Quantitative Easing", haremos dos comentarios en base a dos textos:

1.- Pierangelo Garegnani, "Notes on Consumption, Investment and Effective Demand". Donde se demuestra que no hay rigor teórico en el mecanismo de ajuste convencional (tasa natural) que utiliza la ortodoxia (Friedman), en cambio, lo anterior no afecta a la teoría del multiplicador, en la cual la igualdad ahorro inversión ocurre por ajustes en el producto; validando así la demanda efectiva, aún en el largo plazo. Esto implica la ausencia de una tendencia al producto a ser de pleno empleo, y también implica la ausencia de fuerzas naturales a convertir una fuerte recesión en una fuerte recuperación.

2.- Massimo Pivetti "Thomas Tooke and the influence of the rate of interest on prices". Se distinguen, como distintos aspectos, la posibilidad de aumentar la inversión ante un bajo interés y el incentivo a realizar dicha inversión; siendo dicho incentivo a invertir no determinado en última instancia por la "baratura" (facilidad, disponibilidad, etc) de invertir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario